Compartes?


Viernes, 26 Noviembre 2021 11:12

ROTULADORES DE NUESTRA INFANCIA

 

 

    CARIOCA, JOVI, STAEDTLER, PELIKAN, EDDING, BIC...

    

     Su despegue fue en los años 70. Después del reinado de los lápices de colores parecía que los rotuladores se iban a hacer con la supremacía escolar pero después de su éxito inicial convivieron pacíficamente con el resto de pinturas en aquellos plumieres de cremalleras de 2 pisos, símbolo de poderío infantil y también en los de plástico duro que consiguieron el éxito allá por los 80´s.

    En España hubo una marca que los superó totalmente a todos en popularidad: los rotuladores Carioca. Fabricados por Universal (acordaos del bolígrafo) lograron unos rotuladores con una calidad- precio imbatible. Fueron los "Bic" de los rotuladores. Muchas otras marcas los intentaron pero desempeñaron un papel secundario en el mercado del rotulador escolar. Consiguieron una muy buena gama de colores y un trazo muy adecuado para dibujar y colorear.

   A su precio asequible, su razonable calidad se sumó una amplia gama de producto. Se fabricaban en cajas de 6, 12, 24 y 36 unidades. Las 2 primeras en cartón y las restantes en una caja de plástico. Duraban razonablemente todo el curso escolar aunque al año siguiente había que comprarlos de nuevo pues se secaban. Siempre estaba la lucha hijos- padres por conseguir la caja con más rotuladores al principo de curso con la excusa de que el profesor nos la pedía (mentira cochina).

 

   También recuerdo el truco al que teníamos que recurrir cuando el rotulador ya no pintaba más. En el caso de los Carioca se podían abrir por arriba, entonces se le extraía una especie de cilindro de algodón del color del rotulador donde estaba impregnado la tinta. Lo dejábamos un rato en alcohol, lo volvíamos a colocar y ¡milagro! durante un tiempo no muy largo volvía a pintar.

   Recuerdo especialmente su trazo grueso y su potencia al dibujar ya que teníamos que tener cuidado porque si se calcaba excesivamente era muy fácil traspasar la hoja o el cuaderno. Siempre estaba la lucha hijos- padres por conseguir la caja con más rotuladores al principio de curso. Era un signo de distinción ante tus compañeros tener la caja de Carioca con más rotuladores por lo que mentíamos descaradamente a nuestros padre diciéndoles que nos la exigía el profesor de Dibujo.

   Junto con Carioca proliferaron otras marcas importantes en otros ámbitos del material escolar pero que no consiguieron el éxito de estos rotuladores. Son Jovi (la de la plastilina), Bic (la de los bolígrafos), Milan (la de las gomas), Alpino (la de los lápices de colores) o Pelikan (la de las témperas y acuarelas). En otro escalón superior, como siempre, figuraban las marcas alemanas, signo de calidad y más caras. Destacaron Pelikan (la de las témperas, acuarelas y material de oficina), Edding, Stabilo (en este caso se especializaron en los rotuladores de colores de punta fina), Faber- Castell (no necesita .presentación) y especialmente Staedtler. Estos últimos consiguieron convivir con  los Carioca con cierto éxito ya que aunque estaban en un escalón superior por calidad y precio, este no era tampoco excesivo aunque reservado a economías más desahogadas.

   Aquí os dejo un interesante reportaje de Rtve sobre la fabricación de los rotuladores Carioca en Barcelona.

   En el caso de Edding la mayor parte de la facturación de sus rotuladores se destinaron al entorno de oficinas y despachos. Lograron diseñar una serie de rotuladores adaptados a su uso más profesional. Los más vendidos fueron los de la serie 1200 en colores rojo, azul, verde y negro de trazo normal. Consiguieron mucho éxito las series Edding 3000 o Edding 800 de potente trazo grueso muy útiles para marcar cajas, archivadores, cartones. Como curiosidad y seguro que lo recordaréis, Edding lanzó en los 80's aquellos simpáticos rotuladores con forma de ratón en el que la cabeza del mismo servía para destapar el rotulador y pintar con mucha  dificultad ya que empuñarlo era muy dificultosos por lo grande que era.

   El otro uso que se creó nuevo en los 80´s y que antes no existía fue el de los marcadores fluorescentes, fosforescentes o fosforitos. Con un trazo grueso y transparente servía tanto para marcar palabras, párrafos aplicándose su utilización en oficinas y también para facilitar el estudio de apuntes y libros de texto. Sus colores estaban preparados para resaltar los textos (naranja, verde, azul, rosa). La mayoría de las marcas se pusieron a fabricarlo aunque los más exitosos han sido  los Staedtler y los Stabilo Boss. También se popularizaron los rotuladores desechables para escribir. Además se fabricaron rotuladores de alta gama que se equiparaban a las plumas o a los bolígrafos con marcas como Parker, Sheaffer, Waterman, Mont- Blanc aunque después del auge inicial su uso ha sido testimonial.

   Y los usos menos adecuados que nos atraían más eran aquellos que traspasaban la delgada línea entre lo correcto y el "vamos a ver que pasa"  o directamente el no pensar en las consecuencias (vivir el momento que era lo más habitual y gratificante). Desde los tatuajes a lo bestia en la piel que había que eliminar con alcohol al llegar en casa o aquellos que probaban directamente la escritura del rotulador sobre los lugares más insospechados (paredes, sofás, juguetes, ropa..). Algunas veces no ocurría nada pero otras...

   Seguro que si rebuscáis un poco, en algunas casas aún quedan restos de aquellos rotuladores que tanto utilizasteis de pequeños (tanto el algún cajón como expresión artística en alguna pared).

   

   

   

 

 

Martes, 07 Septiembre 2021 10:00

EUROVISIÓN 1979.

 

  EL AÑO QUE CASI GANAMOS CON BETTY MISIEGO.

   Celebrado el sábado 31.03.1979. La triunfadora fue la canción "Hallelujah" interpretada por el grupo Milk and Honey consiguiendo 125 puntos. España con Betty Missiego y "Su canción" logra la segunda posición con 116 puntos (nos dieron 12 puntos Italia, Suiza, Alemania y Bélgica, cero puntos nos dió Portugal, Irlanda, Finlandia y Mónaco). La tercera posición fue para Anne Marie David (106 puntos) que en esta ocasión representaba a Francia. Ya había ganado el Festival de Eurovisión con sólo 21 años en 1973 representando a Luxemburgo. Y casualidades de la vida, el año en que tambien casi ganamos con Mocedades por solamente 4 puntos de diferencia. El farolillo rojo fue Austria con 5 puntos.

    Pero la anécdota de este Festival ocurrió en la última fase, la de las votaciones. Al margen de que desde la sede del Festival no entendían muy bien el acento del jurado español, lo que dió lugar a rectificaciones, fueron muy reñidas hasta el final. España al cantar en último lugar era tambien la última en votar. Estas votaciones fueron muy disputadas. Los votos de España iban a dar sin duda al vencedor. En ese momento éramos la virtual ganadora ya que teniamos 116 puntos e Israel 1 punto menos. Todos los españoles en ese momento nos haciamos la misma pregunta: ¿ Y si no damos ningún punto a Israel?. Ganaríamos. España comienza a votar: 6 puntos para Portugal, 8 para Italia, 4 para Dinamarca, 2 para Mónaco, 7 a Grecia y 12 para Alemania. El siguiente al que se le podía votar era Israel. Era muy fácil, no se le votaba y ya estaba arreglado. Después de un gran suspense para todos los telespectadores sumado a un más largo silencio de lo normal por parte del miembro del jurado, presentador y periodista de TVE Manuel Almendros, se comunica que se dan 10 puntos a Israel. La explosión de alegría en la sala fue grandiosa. La votación tuvo que interrumpirse durante un tiempo. Israel volvía a ganar de forma consecutiva ("A-ba-ni-bi" en 1978) y además en casa. Jerusalén era la sede del Festival.

   Y claro, el día siguiente este tema fue el que abarcó toda la actualidad informativa y los debates en toda España. Unos decían que siempre éramos unos quijotes, otros que ganamos moralmente, que era lo más justo y algunos que otros países no habrían hecho lo mismo que España y habrían ganado. Yo pienso que, a veces, hay segundos puestos que saben a campeón (Mocedades y Betty Missiego).

   La puesta en escena de España es muy acertada, además de la prodigiosa voz de Betty Missiego y su magnífica interpretación. La primera y única vez que se permitió que un cantante se rodease de un coro de niños. "Su canción" fue compuesta por Fernando Moreno Medina que tambien era su marido.

   No había vuelto a escuchar las canciones de este Festival. Como siempre digo, muchas de ellas se convertían en auténticos éxitos ese mismo año en las listas de Europa Occidental. Y la verdad, no debían ser malas porque recuerdo algunas de ellas. Además de la ganadora y de "Su canción" otras aún se pueden escuchar con agrado. Me refiero a la de Italia con "Raggio di luna", Irlanda con "Happyman", Alemania y "Dschinghis Khan" con una puesta en escena algo friki que sorprendió bastante e Inglaterra con "Mary Ann".

   En ese mismo año triunfaban en las listas de éxitos nacionales e internacionales grupos y cantantes como Pecos, Victor Manuel, Ana Belén, Tequila, Camilo Sesto, Triana, Jose Luis Perales, Miguel bosé, Ivan, Patrick Hernández, Donna Summer, Queen, Abba, Rod Stewart, Umberto Tozzi, Bee Gees, Suzi Quattro, Kiss, Electric Light Orchestra, Santana...

   ¡Que maravilloso era que todos los años surgiera el pequeño milagro técnico de conectar en directo durante 3 horas a tantos paises y tantos millones de personas en una época en la que las telecomunicaciones a este nivel eran bastante precarias!.

   Y como siempre, os dejo la letra de "Su canción".

   Paseando sola en mi ciudad    Yo sentí que un canto me llegaba    Me acerqué y pude contemplar   A unos niños que cantaban

   Uno fue y me dijo: "¡Eh mayor!"   "¿No quieres incluir tu voz cansada?"   "Ya verás que fácil es cantar"   "Si tienes bien alegre el corazón"

   Si todo el mundo quisiera una canción   Que hable de paz, que hable de amor   Sería sencillo podernos reunir   Para vivir con ilusión

   Quiero que sienta conmigo esta canción   Que deje atrás su malhumor   Para que salga en la vida a sonreír   Y a disfrutar su condición

   Cante en su casa a solas mi canción   Comprenderá que no hay dolor   Cuando se tiene la dicha de vivir   Y un corazón que compartir

   Cierre los ojos conmigo y diga adios   A esta canción que me enseñó   Vivir el hoy, no del ayer   Una canción que es de los dos   Es su canción

   (Lala lalala lalala...)   Lalalala... lalalala...

 

   Para añadir un poco de humor, los siempre irreverentes de Martes y 13 realizando una parodia de nuestra participación en el Festival.

 

   RIN-TIN-TIN, FLIPPER, FURIA, SKIPPY,DAKTARI, NACIDA LIBRE, GRIZZLY ADAMS, MAYA, MI OSO BEN Y EL PATO SATURNINO.

   Hoy nos vamos a ocupar de un entrañable canguro y un bonachón león bizco.

   La serie Daktari,doctor en lengua swahili (1966-69) y su principal protagonista, Clarence el león bizco (así se llamó la película origen de la serie). El pobre no podía cazar debido a esta deficiencia. Veía doble. Sus supuestas víctimas no le tenían ningún respeto. Clarence es adoptado por Paula, la hija adolescente de Marsh Tracy. un biólogo- veterinario recién nombrado director de un centro de atención a animales con problemas en África. La película se rodó en 1965. Debido a su éxito en todo el mundo los productores se plantearon realizar una serie para televisión. Se produjeron 89 capítulos (un caso parecido a Flipper, otra serie de éxito en ese momento que también surgió de una película). Se emitió en Tve a primera hora de la tarde después de comer y la recuerdo como una de las primeras series que he visto. Una de sus curiosidades eran las escenas en las que la cámara miraba como si fuera Clarence (doble y borroso).

   Su mensaje ecologista comenzaba a calar en las audiencias de la época. Se atendían a todo tipo de animales, muchos de ellos cachorros que habían sido abandonados o bien quedaban sólos después de que los furtivos mataran a sus madres. Desde luego, a los niños nos gustaba mucho: libertad, trato directo con todo tipo de animales (elefantes, leopardo, leones...), investigar misterios, luchar contra los malvados y contra todo tipo de problemas que surgían en el centro de tratamiento de animales.

   Además de Clarence, otro de los personajes preferidos de la serie era Judy, la simpática chimpancé que no paraba de hacer trastadas, travesuras y payasadas que muchas veces aguantaba con estoicismo el bonachón de Clarence y su enorme paciencia. Judy era el personaje cómico por excelencia, tanto daba biberones a unas crías de leopardo como agarraba una manguera para duchar a Clarence. Que podía haber mejor que un león que se dejaba acariciar y un chimpancé haciendo monerías. Aunque todos los niños adoptamos a Chita como nuestro chimpancé preferido; muchas películas de Tarzán hemos disfrutado los sábados en "Sesión de tarde" que así se llamaba, después del Telediario.

   Otra serie emitida por Tve en esa época aunque algún año más tarde (muy a principios de los 70´s) fue Skippy, la serie australiana protagonizada por un simpático canguro y su amigo Sonny. Básicamente se copiaba el guión de otras series (Flipper, Furia, Daktari...). No faltaba el niño protagonista y la mascota inteligente, todo rodeado de libertad, paisajes naturales increíbles y, como no, malos que querían hacer daño tanto los animales como a las personas. Todo esto era una fórmula ganadora.

   No os perdáis el siguiente enlace con la presentación de los episodios de Skippy. Seguro que recordáis esa melodía tan especial.

   Aunque en esta serie el protagonista era un canguro, animal que nos parecía muy exótico. Como en Flipper, el chico protagonista era hijo del guardia responsable de un parque nacional por lo que el mensaje ecologista (estas series fueron auténticas pioneras en este campo) y la acción estaba asegurada. Y recuerdo especialmente ese helicóptero tan pequeño que utilizaba el padre de Sonny y que pilotaba su ayudante. Podía llegar a todas partes y siempre en el momento oportuno, cuando el peligro era más real. También como avisaba Sonny a Skippy para que éste viniese. Tomaba una hoja de algún arbusto y soplaba a través de ella con un sonido tan característico que Skippy siempra escuchaba. Entonces llegaba junto a él brincando y saltando.

   Pioneros. Creo que nuestra generación tuvo la suerte de ser la primera en la que caló este mensaje de respeto a los animales y a la naturaleza. Muchas fueron las series de tv que se filmaron en esta época con este mensaje. Si a esto le añades a Félix Rodríguez de la Fuente cuya labor divulgativa comenzó en estos años (a finales de los 60´s) promoviendo el amor a los animales por parte de los más pequeños en programas infantiles (le llamábamos Félix, el amigo de los animales). Posteriormente de dirigió al público más adulto con el mítico "El hombre y la tierra". Tenías entonces un gran comienzo para que se fuese creando lenta pero infatigablemente una conciencia ecologista y de respeto a la naturaleza que ha calado en todos los estamentos de la sociedad pese al peligro constante en el que se ve envuelto nuesto planeta.

   Y como no, estas series traían consigo el incipiente aunque muy limitado merchandising de la época. No fallaban los libros (de la editorial Fher, por supuesto), los álbumes de cromos y algún pequeño juguete.

Domingo, 21 Febrero 2021 10:23

PILAS DE NUESTRA INFANCIA

 

   TXIMIST, CEGASA, TUDOR...

   Pocos objetos era tan necesarios cuando nos faltaban. Las pilas eran un pasaporte para nuevos juguetes, necesarios muchas veces para escuchar música o para juegos increíblemente excitantes cuando utilizabas linternas o walki talki.

   Para los nacidos a principios de los 60´s las pilas eran un elemento puntual. La mayoría de los juguetes eran mecánicos; sólo algunos concretos las requerían. Pero en la década siguiente cada vez más juguetes las necesitaban: aquellos coches dirigidos con cable (los teledirigidos ya llegarían en los 80,s), algunos trenes, el Electro L, , el Cine Exin, el Rescate Espacial, las muñecas que comenzaban a hablar y a mover los brazos y las piernas (la famosa muñeca de Famosa que se dirige al portal de Belén), pequeñas máquinas de coser de juguete, cocinas en miniatura, metralletas con luz y sonido, las cámaras de fotos Agfa, Kodak o Polaroid, los primeros reproductores de cassetes, tocadiscos de juguete.

   Pero fue en los 80´s cuando los juguetes o juegos electrónicos comenzaron a dominar el mercado, también los aparatos para reproducir música como aquellos radio cassete portátiles Philips, Sanyo, los increíbles Walkman de Sony o los órganos/piano de Casio con los cuales muchos nos hemos creído grandes compositores. Casi todos los juguetes y juegos ahora exigían pilas: desde los más sencillos juegos de preguntas y respuestas (los Conecta), bingo o loterías electrónicos, el Auto Cross, el Simón, Operación, los microscopios...

   Las primeras pilas más conocidas en España era sin duda las Tximist de la marca vasca Cegasa. Las recordaréis perfectamente por su color azul con el mapamundi y la marca Cegasa en el centro de color rojo y amarillo. Desde luego, un diseño con mucho encanto. Esta marca de pilas fue la que monopolizó desde los años 60 el mercado. Posteriormente fue Cegasa la pila que la sucedió (todo quedaba en casa). Otra pila con éxito fue la Tudor. Estas fueron las marcas predominantes hasta la década de 1980. Posteriormente con la apertura de España al exterior fueron muchas otras las que invadieron el mercado (Varta, Panasonic, Duracell, Ucar, Energizer, Maxell...

   Además de los 3 tamaños clásicos que aún existen hoy en día, teníamos otros tipos de pilas. Las llamadas de petaca, de figura cuadrada con unos bornes de metal alargados (uno más que el otro). Se utilizaban sobre todo para linternas y algún juguete. El otro tipo era la pila de 9v, la de forma rectangular; utilizados para aparatos o juegos que necesitaban mucha potencia (coches teledirigidos, walki talki). En ambos tipos de pilas para saber si después de un tiempo de utilización aún tenían carga acercábamos la lengua tocando ambos bornes. Si tenia carga notábamos una pequeña descarga eléctrica con un sabor ácido en la lengua  y así sabíamos que la pila estaba o.k.

   Otro tipo de pila muy diferente pero que tuvo mucha difusión incluso hasta hoy en día han sido las de botón. Surgidas hacia mediados de los 70´s cuando aparecieron los primeros relojes digitales y las calculadores en miniatura. Primero aquellos relojes con led de color rojo que consumenían una barbaridad y que dieron paso a los míticos relojes digitales Casio. En cuanto a las calculadoras, también Casio dominó el mercado finalmente con permiso de las Texas Instruments  (que también optaron por los led rojo de mayor consumo). Predominaron los productos Casio por su mayor eficiencia debido a la utilización de cuarzo líquido.

   Y ya en los 90 con una mayor exigencia surgieron las pilas alcalinas (más potentes y duraderas que actualmente dominan el mercado). Muy caras al principio fueron poco a poco imponiéndose. Y la más famosa de todas ellas, la pila Duracell con su famoso conejito que dura y dura... hasta la actual pila que recarga y recarga. Aunque hoy en día siguen siendo importantes, el auge de las baterías han ido poco a poco arrinconándolas.

 

 

 

Domingo, 25 Octubre 2020 11:40

ENCESTE- CAR

 

 

    ¡ZUMBA! ¡CENTELLEA!

 

    Uno de los primeros juguetes fabricados por Industrias Plásticas Madel junto con los archiconocidos Madelman. En 1.964 a raiz de la asociación de un empresario catalán (Josep María Arnau, hijo del dueño de la empresa juguetera EXÍN) y otro madrileño Andrés Campos, estos compran conjuntamente una empresa de fabricación de plásticos que está a punto de cerrar: Industrias Plásticas Madel. Comienza la historia de una de las más icónicas marca de juguetes nuestra infancia.

   Este juguete me hizo una especial ilusión. Me lo regalaron el dia de mi cumpleaños, a finales de los sesenta. No por esperado (en esa época siempre quedaba la gran duda hasta abrir el paquete) me restó un àpice de ilusión. Los juegos electrónicos además de atractivos comenzaban a ser los reyes de los catálogos de juguetes infantiles.

   Nada más abrir el paquete este juego ya prometía diversión. La caja del juego era preciosa y de muy buena calidad. Serigrafiada en cartón con colores muy vivos y con unas ilustraciones muy atractivas. El juego era bastante novedoso para la época. Tenía una pista circular de 4 carriles con la figura de 4 coches en cada una de ellas. Los coches eran de distintos colores: verde, rojo, azul y blanco. El  juego consistía en encestar una bola de acero en un agujero. Una palanca de plástico impulsaba la bola. Cada vez que dicha bola entraba en el agujero el coche avanzaba sobre la pista. Ni que decir tiene que cuantas más veces acertases con el agujero más rápido llegarías a la meta (algo así como el juego de las bolas y los camellos de las ferias).

   La tensión se iba acumulando a medida que te acercabas a la meta. El que dominase sus nervios tendría más posibilidades de ganar. Lo mejor de todo era que cuando el ganador alcanzaba la meta sonaba un zumbido y además se iluminaba una luz de color rojo situada en el centro de la pista. Si eras el ganador el orgullo te envolvía.

   Siempre podías tentar a la suerte y dejar ventaja a otros jugadores, sobre todo si invitabas a amigos a tu casa y estabas muy seguro de tu superioridad.

   Comenzaba la época en la que la industria de los juguetes infantiles en España se convertiría en un sector en auge, con novedades y diseños que superarán nuestras fronteras y llegarían a triunfar en muchos países tanto en Europa como en Hispanoamérica. Lo dicho, comenzaba la era dorada de la juguetería infantil (marcas como Exin, Educa, Famosa, Airgam, Geyper, Borrás, Comansi, Meccano, Rima, Congost, Payá, Rico, Jyesa...).

Domingo, 16 Agosto 2020 19:28

ÉXITOS MUSICALES 1977.

 

           NÚMEROS 1 EN ESPAÑA: PABLO ABRAIRA, MIGUEL BOSÉ, ELSA BAEZA, ALBERT HAMMOND, MARI TRINI, BEE GEES, SUPERTRAMP, MANHATTAN TRANSFER...

 

 

   El año en que alucinamos con La Guerra de las galaxias, en junio tuvimos las primeras elecciones libres desde la muerte de Franco, los niños no nos perdíamos ningún episodio de "Marco" ni los programas del "Monstruo de Sanchezstein" con el anárquico Luis Ricardo,  y los adultos lo mismo con "Hombre rico, hombre pobre" o "Starsky y Hutch". El Atlético de Madrid gana la Liga y el Betis la Copa. Comienzan las emisiones de Tve en color, aunque tendríamos que seguir conformándonos con la tele en blanco y negro durante algún tiempo más.

   En 1977 el panorama musical en España no sufre muchas variaciones. Sigue teniendo mucho peso la música ligera y romántica. Prueba de ello son los números 1 de Joan Baptista Humet con "Terciopelo", el granadino Miguel Gallardo y "Otro ocupa mi lugar", Camilo Sesto con "Mi amor". También triunfan el gibraltareño Albert Hammond con "Eres toda una mujer", el grupo musical Laredo, el de quisiera recordar "El último guateque", el panameño Basilio con "Cisne de cuello negro", Ana y Johny con el tema "Y te amaré". Demis Roussos, un habitual en estas listas presenta este año "Morir al lado de mi amor", aunque no es de las más conocidas.

   José Luis Perales enganchará a partir de ahora todos los años algún éxito. En éste será "Sí..."., al igual que el grupo Mocedades, que desde su gran éxito en el festival de Eurovisión de 1973 se asoma a esta lista sin descanso. En 1977 será con "Era sólo un niño". Como comenté anteriormente, en junio se celebran elecciones generales en España y éstas tienen su música. El grupo Jarcha arrasa con su canción "Libertad sin ira".

   Pablo Abraira se convierte este año en un cantante insustituible en radios y televisión con la archiconocida "Gavilán o paloma" (Amiga, hay que ver lo que es el amor...). La italiana Rafaella Carrá, ya conocida en España por el programa de Tve "La hora de Rafaella Carrá" en la que bailaba y cantaba con el ballet Zoom, triunfará este año con la mítica canción "Fiesta" que la consagrará como una auténtica show woman. Los Amaya aportan el tono rumbero con su archiconocida "Vete" (lejos de aquí).

   Y llega Miguel Bosé. Su debut en el programa "Esta noche fiesta..." de Tve presentado por Jose María Íñigo alcanza una audiencia millonaria (aún no existían las televisiones privadas). Muchos creían que iba a tener un paso fugaz por el mundo musical y que su oportunidad venía dada solamente porque sus padres eran personas famosas. Nada más lejos de la realidad. Con su álbum "Linda" comienza una carrera musical muy exitosa y muy larga en el tiempo. En este año surge un tipo de música que desplazará a muchos de los cantantes citados anteriormente. Comienza el fenómeno fan, artistas alejados de esa imagen de cantantes con camisa desabrochada, collares de oro y hormonas a flor de piel. Esta nueva hornada de intérpretes presentaba muy contraria, dulce, sensible y nada agresiva. Aunque Miguel Bosé supo evolucionar su propia música y estética y no quedarse encasillado. Otro número 1 es Gonzalo con su canción "Bellísimo" (recordadlo en el episodio "El ídolo" de la serie Verano Azul), precursor de otros cantantes como Iván, Pecos, Pedro Marín.

   Otros intérpretes en castellano que triunfaron este año tienen relación con Centroamérica. Nicaragua se pone de moda. Carlos Mejía Godoy ylos de Palacaguina arrasan  con su tema "Son tus perjúmenes mujer" (los que me suliveyan) y también la gran profesional Elsa Baeza con su "Credo" (creo en Vos, arquitecto, ingeniero, artesano, carpintero, albañil y armador... ) basado en la misa campesina nicaraguense.

   También hay españolas que cantan en ingés y triunfan en Europa consiguiendo números 1 en varios países, El dúo Baccara. Con "Yes, Sir I Can boogie" vendieron nada más y nada menos que 16 millones de copias. Tal fue el éxito conseguido en Europa que el año siguiente, en 1978, Luxemburgo las fichó para representar a ese pais en el Festival de Eurovisión con la canción "Parle- vouz francais" consiguiendo un meritorio séptimo puesto. 

   Debido a la importancia de los festivales en esos años, los intérpretes que conseguían ganar tenían aseguradas ventas de miles e incluso millones de discos, actuaciones en las televisiones y tener garantizadas horas y horas de difusión radiofónica. En el festival de Eurovisión este año nos representó Micky al que aún se le recordaba como "el chico de la armónica". Se presentó con la pegadiza y llena de ritmo "Enséñame a cantar" (que tengo triste el corazón y necesito amar...). Con su estilo desenfadado y simpático logró el noveno puesto. 

   En el Festival de la OTI, que se emitió desde Madrid al haber ganado España el año anterior con María Ostiz y "Canta cigarra". Fue presentado por Mari Cruz  Soriano y Miguel de los Santos. España fue representada por el grupo Trigo Limpio y la canción "Rómpeme, mátame" que les valió el cuarto puesto. Ganó el país cuya música ese año estaba de moda: Nicaragua. La canción estaba escrita por Carlos Mejía Godoy e interpretada por Guayo González. Muchos de vosotros la recordaréis. Era "Quincho barrilete".

   Con respecto a los éxitos de grupos y solistas internacionales que triunfaron ese año en España y en el resto del mundo los más destacados fueron, como no, los Bee Gees. La música disco sin duda marcó esta época. Debido al éxito de la película, "Fiebre del sábado noche" aportó dos canciones en los números 1: "Staying alive" y la que daba título a la película "Saturday night fever". Sin duda fueron los triunfadores de este 1977. Otros claros ganadores fueron Supertramp, que después de "Breakfast in América" publicaron este año el magnífico "Even in the quietest moments" llevando al éxito la canción "Give a little bit". El grupo Chicago seguía triunfando con "If you leave now". 

   Y, como no, Abba no paraba de salir de las listas, este año con "Dancing queen". El francés Laurent Voulzy triunfó con el experimento de hacer un pupurri de piezas rock en el LP "Rockollection". Al Stewart triunfaba con "Year of the cat" y Manhattan Transfer, un nuevo grupo neoyorquino con una mezcla de diversos estilos triunfa con "Cuéntame que te pasó" (y vino una avispa y me picó, ay, ay").

   Y cuál fue la canción del verano en 1977?. Creo  que hay unanimidad sobre esto. Toda canción del verano que se precie tiene que ser fresca, con ritmo y, sobre todo, que cuando suene se empiecen a mover por sí sólos brazos y piernas. La ganadora indiscutible este años es Rafaella Carrá con "Fiesta" (que fantástica es fantástica esta fiesta...).

      RIN-TIN-TIN, FLIPPER, FURIA, SKIPPY,DAKTARI, NACIDA LIBRE, GRIZZLY ADAMS, MAYA, MI OSO BEN Y EL PATO SATURNINO.

 

 

 

            Hoy nos ocuparemos de un indómito caballo y de un simpático delfín.

         A finales de los 60´s TVE emitió varias series infantiles con animales o mascotas como protagonistas, muchas de ellas las recordaréis. Aunque las veíamos en blanco y negro nuestra imaginación las llenaba de color, trasladándonos a África, Australia, Estados Unidos... y hasta Europa. Series de producción norteamericana en en su mayoría. Las recuerdo con especial cariño porque son los primeros recuerdos televisivos que tengo, esos que quedan profundamente grabados y que siempre nos acompañarán.

          Animales salvajes o no tan salvajes que se hacen amigos inseparables de los niños protagonistas con los que corren numerosas aventuras y a los que protegen y salvan en muchas ocasiones de verdaderos peligros. ¿Tener como amigo inseparable a un animal, vivir en un medio natural, estar la mayoría del tiempo fuera de casa, al aire libre sin tener que estar encerrado en un piso, padres super colegas y resolviendo misterios?. Esto era el paraíso para cualquiera de nosotros por eso nos encantaban estas series de televisión.

           Así se rodaron series como Flipper (1964- 1967). Emitida en 1968 en TVE. Flipados nos tenía el protagonista, un delfín más listo que el hambre. Inicialmente se rodó una película en 1963 con Chuck Connors de protagonista haciendo el papel de Porter Ricks (actor que posteriormente se convirtió en especialista en papeles de villano e indeseable). El gran éxito de la misma animó a los productores a realizar una serie para TV con 88 episodios de 25 minutos de duración aproximada.  Los protagonistas son Porter Ricks como el guarda de un parque natural en los Cayos de Florida donde vive con sus hijos Sandy y Bud.

FLIPPER

           Un buen día aparece un delfín que se hace amigo de ambos pero sobre todo de Bud, el más pequeño. Este lo cuida y lo alimenta; a cambio Flipper lo protegerá de los múltiples peligros que vivirán creándose un vínculo muy estrecho entre ambos. Recuerdo imágenes submarinas preciosas, buceando con Flipper y agarrándose a su aleta dorsal para hacerlo más deprisa (hubieramos dado todo lo que poseíamos por poder hacer esto una sola vez). O escenas en las que protegía a nuestros protagonistas bajo el mar tomando velocidad y golpeando con su morro en la barriga a un tiburón que quería atacarlos. Lo mismo ocurrió con un cocodrilo que en otro episodio atacaba a Sandy. Estas escenas nos ponían especialmente nerviosos y excitados.

           A veces el peligro era humano con contrabandistas, cazadores furtivos, fugitivos de la ley que Porter, el padre tenía que perseguir en aquella lancha tan moderna y alucinante que hasta tenía un teléfono de esos negros pesados como los que teníamos en todas nuestras casas con el que se ponía en contacto con la guardia costera o con otros barcos. Especialmente aplaudidos por nosotros eran los saltos de Flipper en el mar, los bailes que hacía sobre la aleta trasera o como recogía objetos que le lanzaba Bud. Y con una introducción o presentación de los episodios con una música muy pegadiza y con ritmo muy sesentero que siempre nos introducía a las nuevas aventuras.

   

 FURIA

          Y una serie cuyo protagonista era un caballo: Furia (1955-1960). Emitida con años de retraso por TVE a principios de los 70´s. Fueron rodados 116 episodios. Los protagonistas eran, además de Furia, el caballo negro, Jim el dueño del rancho (el papel lo desempeñaba Peter Graves famoso por ser el comandante de pelo blanco del vuelo de la película "Aterriza como puedas" y sus secuelas), Pete el fiel capataz y Joey como el amigo de Furia e hijo adoptado de Jim.

         Furia era un caballo salvaje que había capturado Jim y que no se dejaba domar ni montar hasta que Joey con mucho trabajo y paciencia lo consigue, logrando que entre los dos se cree un vínculo muy especial. Joey gritaba su nombre y Furia se acercaba galopando y cabeceando afirmativamente; esa era la señal de complicidad entre ambos.Entonces Furia se agachaba para que su amigo pudiese montarlo y, para mayor mérito sin silla ni bridas. Por supuesto, era de lo más inteligente, valiente y fiel, ayudando a Joey a escapar de los múltiples peligros que les acechaban (cuatreros, forajidos y gente de  la  peor calaña). Furia, el caballo negro con una mancha blanca en el frontal de la cabeza que lo hacía más especial aún.  Y todo ello cabalgando por las montañas y llanuras de Norteamérica. Recuerdo especialmente las escenas en las que Furia defendía a Joey levantando las patas delanteras o retenía y amenazaba  a los malos en espera de recibir ayuda, amenazándo con golpear a los malos. Esta serie era, para nosotros, libertad en estado  puro.

           Recuerdo bien que el doblaje era latino, lo que no nos importaba lo más mínimo. Habíamos crecido con muchas series y dibujos animados como los de Hanna Barbera y otros. Y como ejemplo más importante de esto teníamos a Pixie, Dixie y el gato Jinks con una adorable mezcla de acentos (mexicano, cubano y andaluz respectivamente). La única vez que me llamó realmente la atención fue un episodio en el que Joey tiene como invitado a dormir a un amigo y le ofrece uno de sus "piyamas"

       Por supuesto, como toda serie de éxito en tv ambas tuvieron sus respectivos álbumes de cromos; el de Furia era de Panrico (ya comenzaba el éxito de los pastelitos). Igualmente se editaban libros ilustrados de estas series. Recuerdo que me regalaron el libro de Furia editado por Laida (maravillosa editorial que nos inculcó el hábito de la lectura en nuestra infancia) y que tantas y tantas veces volví a leer. En el caso de esta serie, dado el enorme éxito, la mítica marca de juguetes Congost fabricó en plástico al caballo Furia para deleite de los privilegiados que lo consiguieron. En esta época comenzaba aunque tímidamente el fenómeno del merchandising asociado a los éxitos televisivos de los más pequeños.  

 

 

   ... ARQUEROS, GUERREROS, CATAPULTAS Y CAÑONES A MONTONES.

       

   Uno de los juegos más valorados de nuestra infancia. Creado en 1968 hizo que muchos de los niños de la època nos aficionásemos a los juegos de construcción. Además, muchas de las películas que veiamos los sábados por la tarde tenían a castillos como escenario principal (Robin Hood, El halcón y la flecha, Vikingos, Ivanhoe, Los  caballeros del Rey Arturo, La rosa negra...). Ya teníamos en mente todas las posibilidades para construirlos.

   De la marca Exin, con la que hemos jugado tanto y pasado tan buenos ratos (Madelman, CineExin, Exin Basket, Exin Gol, Tente, Scalextric, Exin Block, Exin West). El juego estaba muy bien diseñado e ideado. Las piezas de plástico además de imitar el color de la piedra (tenían vetas) estaban construidas con una calidad insuperable. Encajaban perfectamente unas dentro de otras, tanto que incluso a veces costaba separarlas. Al hacerlo, en algunas ocasiones, había que aplicar bastante presión con ayuda de dentadura y uñas. Aún así eran irrompibles.

   Y me voy a centrar en la serie azul, que era la que yo tenía y fue sin duda la más popular aunque también se vendió la serie naranja y la serie blanca. La presentación era sin duda muy atractiva: esas  cajas de cartón de color azul y el dibujo de un gran castillo; el lateral en color verde con un resumen de las  piezas que figuraban en el  interior. Los primeros modelos y más exitosos  fueron las  cajas  azules. Se vendieron numeradas del 0 al 3 (en México donde tuvo un gran éxito e incluso Exin creó una filial se vendió la caja 4 con más piezas aunque con las mismas bases  que la número 3). Los números hacían referencia a las bases de plástico sobre las que se construía el castillo. La número 0 no traía ninguna.

   Y comenzábamos a construir el castillo. Primero juntando las distintas bases independientes que eran de un plástico de gran calidad  con relieve "3D" y con unos colores muy vivos, simulando los fosos y las entradas empedradas al castillo. Las bases se unían entre si de una manera ingeniosa: venían con una serie de piezas largas incrustadas en ella con lo que ya se podían unir y comenzar a construir. Como ayuda, las cajas venían con unos planos que explicaban de manera muy sencilla y muy pedagógica las distntas fases de construcción. Las piezas eran las mismas para todas las cajas aunque variaban en su número. Piezas redondas, cuadradas, rectangulares con las que comenzabas a construir y levantar las torres y almenas. Cuando estas tenían base cuadrada era más fácil construirlas que cuando era circular aunque con las instrucciones no teníamos ningún problema. Recuerdo piezas especiales como las ventanas. Las había pequeñas para las torres circulares y más grandes para el resto de la construcción y para conseguir un mayor realismo incluso algunas tenían rejas.

   Era todo un orgullo ver como iba tomando forma el castillo. Detalles como el puente levadizo con sus cadenas, la puerta del castillo que se podía elevar. Y recuerdo que para dar por finalizada la construcción con todo el orgullo del mundo por haber creado esa maravilla, terminaba siempre colocando en último lugar bien la bandera, el tejado de alguna almena, a la princesa en la torre o al príncipe saliendo del castillo patrullando a caballo para comprobar que todo estaba en orden. Otras figuras eran el arquero, el fantasma con cara de asustado, la bruja.

   Tan perfecto era este juego que incluso el recogerlo y guardarlo (tarea más odiosa de todas) era muy fácil. No había que ordenar las  piezas dentro de la caja, simplemente se depositaban sin ningún orden dentro de su preciosa caja. Y tenía una particularidad; no te aburrías de volver a construirlo aunque pasara más o menos tiempo y además siempre se podían improvisar otras construcciones diferentes al castillo.

   Ha sido tan grande la huella que ha dejado entre los privilegiados que lo hemos podido disfrutar en nuestra infancia que hoy en día existen varios foros que mantienen viva la llama del Exin Castillos. Se han hecho exposiciones recientemente y existe un mercado de segunda mano muy solicitado donde se venden todo tipo de piezas, libros de instrucciones...

 http://www.exincastillos.es/foro/

 http://www.exincastillos.forogratis.es/

Jueves, 14 Noviembre 2019 11:24

BOCATAS DE NUESTRA INFANCIA (PARTE 2).

 

 

            OTROS  BOCATAS, SANDWICHES  Y PASTELITOS...

           

             Terminando con los bocatas, quedan para el final los menos habituales en el recreo y en la merienda del cole. Son los bocatas delicatessen, aquellos que necesitaban una preparación acorde con su exquisitez si había suerte y tu madre los preparaba en casa el fin de semana o te los compraban en uno de los bares que tanto abundaban entonces . Estoy hablando de 2 cimas de la gastronomía española: los bocatas de tortilla de patatas  y los de calamares fritos.

 

             Aún hoy se me hace la boca agua  recordando el pan crujiente y el huevo de  la tortilla impregnando la miga al apretarlo. También se podía sustituirlo por tortilla francesa aunque no era igual. Y lo mismo de los calamares. Estos bocadillos sí que había que estrujarlos para reducir su tamaño y que entrasen en la hambrienta boca. No había nada mejor que disfrutar del aceite de oliva con el sabor  del calamar fusionándose con la  miga. En ambos casos lo habitual era comprarlo fuera de casa como algo extraordinario. 

             Ya en los 70´s apareció el pan de molde (Bimbo, por supuesto) como sustituto o complemento del bocadillo. La filosofía era la misma, de hecho se  podían comer sandwiches de todo tipo siempre untados con mantequilla o margarina para que resbalasen mejor (nocilla, jamón, queso, salchichón, mortadela con o sin aceitunas, paté...). Donde no podían faltar era en los cumpleaños. Era costumbre cortar el pan de molde en triángulos más pequeños;  Esos cumpleaños que en su mayoría se celebraban en casa para los amigos al salir de clase. Fácilmente podías juntar 10 ó más amigos gritando, jugando y corriendo por todas las habitaciones de la casa.. Es que no había dinero ni costumbre de hacerlo fuera. Tranquila, mami, sólo serán 2-3 horas de nada. Eso era amor. 

             Como muestra de que nuestro país ¿avanzaba? aparecieron de repente hacia principios de los 70´s un nuevo tipo de merienda diferente: los bollos y pasteles industriales. Bimbo acertó de lleno con los Bony, Tigretón , Bucanero y Pantera Rosa. Pese a sus escasos valores dietéticos: azúcares, colorantes, natas, aceites de dudosa calidad, grasas saturadas (en esa época las grasas que se utilizaban en la fabricación de postres, galletas y demás eran de origen animal, no vegetal como ahora) estos pastelitos triunfaron. A los  niños nos fllipaban aunque la mayoría de las madres no fueran tan modernas y tuvieramos que conformarnos con los bocadillos de pan de toda la vida. También existía la opción de los Bimbollos de Bimbo, "Ricos bollos de leche y huevo para su recreo" que al igual que los bocatas y pan de molde se podían rellenar con lo que se quisiera. "Es que mi hijo me come muy mal, por eso se los llevo". Era  la justificación que algunas madres les  decían a otras cuando traicionaban los bocadilos pan de toda la vida.

             Posteriormente a estos apareció el Phoskitos que hizo competencia a los pastelitos de Bimbo. Otro los grandes alicientes de estos pastelitos eran los regalos que estaban dentro  del  paquete. Desde figuras de plástico, calcamonías (tatto´s se les llama ahora), cromos, aviones. Y como curiosidad recuerdo aquella ocurrencia de Bimbo intentando hacer del Bony un pastelito de verano. Se conservaba en el congelador y venía con un palo de plástico aparte que se  le incrustaba manualmente para poder comerlo como si fuera un polo. ¡Era el Bony Sicohiélico!. Uno de los anuncios de tv más aluncinantes jamás visto. Podéis verlo a continuación.

         Recuerdo también los Tunos aunque prácticamente no tuvieron mucha difusión. Los que si compitieron con los anteriores fue el Phoskitos "Regalos y pastelitos", así decía la publicidad. Aunque a mí los que me gustaban y a veces me lo daban en la merienda del colegio (si te quedabas a comer tenías asegurada la merienda a la salida de clase) era "Mi merienda" de Bimbo. Consistía en un bollo dulce con una chocolatina envuelta aparte dentro del paquete. Tenías que tomar una de las primeras decisiones importantes de tu vida: comerte sin dudar antes de nada la chocolatina o ser más paciente y racional e introducir la chocolatina dentro del bollo y comer conjuntamente ambos. 

   Pero no se puede dominar la galaxia eternamente. A principio de los 80´s aparece un bollo que triunfará de manera total poniendo en peligro la supremacía de Bimbo. Se comienzan a fabricar y comercializar los famosos Bollycao de la marca Panrico, eterna competidora de Bimbo. Algo tan simple como un bollo relleno de crema de chocolate (estilo Nocilla) dominó este tipo de productos. Se  consideraba más sano que los pastelitos y así lo quiso resaltar la publicidad de la  época con la música "Es la merienda que alimenta y más me gusta merendar". Y es que en el país de los ciegos el tuerto es el rey. Tanto fue el éxito que incluso saltó al lenguaje cotidiano. ¿Os acordáis a qué se le llamaba Bollycao?. Efectivamente, a aquellos chicos/chicas que estaba tan buenos que se les podría comer.

            Como curiosidad a principios de los 70´s aparecieron los famosos Donuts y su acertada publicidad ("Andá, los Donuts, andá la cartera") que se orientaban más bien hacia el  tentempié del recreo de las mañanas. Otra bomba de azúcar deliciosa. Siempre tuve un sueño: de mayor, cuando tuviese dinero y unos padres que no me vigilasen me comería un montón de ellos seguidos. Y es que los sueños, sueños son como decía Calderón de la Barca.

 

            Todo esto es el reflejo de nuestra gran variedad gastronómica. La merienda ni siquiera existe en otros paises. Da igual que ya no seas niño. Se sustituye la merienda por las cañas con tapa y ya está. Es que tomar la penúltima comida del dia cuando en otros lugares comienzan a cenar ...

Domingo, 08 Septiembre 2019 10:57

EL BARCO DE VAPOR

 

   ¿QUIÉN NO HA LEÍDO A FRAY PERICO, EL PIRATA GARRAPATA, LA HIJA DEL ESPANTAPÁJAROS...?.

   En 1978 la Editorial S.M revolucionó el mercado editorial de la lectura infantil y juvenil en España. Editó la hegemónica colección de lectura  "El barco de vapor". El éxito de esta iniciativa hizo que S.M pasase de ser una ediitorial secundaria a la sombra de las dominadoras de entonces Santillana y Anaya a codearse directamente con ellas. Aunque en el apartado de libros de texto estas dos seguirán siendo las que copen el mercado editorial, en el de lectura  el dominio de S.M será incontestable durante muchos, muchos años. Fue una jugada maestra de clarividencia y planificación. Hasta entonces tambien existían colecciones para el público más joven, mayormente de autores clásicos como Julio Verne, Emilio Salgari, Louise May Alcott, Rudyard Kipling, Jack London, Mark Twain o bien colecciones como "Los Cinco", "Los  Hollister", "Puck", "Los 3 investigadores".

   La base del éxiito fue sin duda clasificar los títulos de la colección por edades correspondiéndole a cada grupo un color diferente con lo que era fácilmente identificables: serie Blanca para los primeros lectores (5- 6 años) con letra e ilustraciones adaptados a esta edad, serie Azul  (7-8 años), serie Naranja (8-9 años) y serie Roja (10-11-12 años) ; con un tamaño más reducido y mas manejable que otras colecciones, editadas en pasta blanda y con un diseño tanto en dibujos, colores y brillo en la portada que le aportaban una estética más moderna, y actualizada, con un precio asequible, el  apoyo a nuevos autores nacionales (Juan Muñoz Martin, José Luis Olaizola, Maria Puncel) a la  edición de títulos de escritores internacionales con escritores consolidados (Maria Gripe, Mira Lobe).

   Reseñar que una vez superada la edad de esta colección la editorial S.M creó la colección Gran Angular (14- 18 años) para seguir captando el interés por la lectura. Aunque no tuvo tanta difusión debido, tal vez, porque a que a partir de esa edad la lista de prioridades juveniles cambia rápidamente, muchos lectores habréis disfrutado del título más vendido:  " Los escarabajos vuelan al atardecer" de Maria Gripe o de otros como " La piedra de toque", " Cinco panes de cebada", "... en un lugar llamado tierra" de Jordi Sierra y Fabra.

   Como novedad, los profesores fueron introduciendo a sus alumnos en la lectura recomendando muchos títulos de la colección y las bibliotecas de los colegios fueron incorporando títulos del Barco de Vapor. También los padres en los cumpleaños de los hijos o de amigos de estos, en  los santos (antes sí que celebrábamos esta fecha) o en Reyes Magos, siempre había un hueco para regalar un libro. La editorial S.M consiguió otra muestra de saber hacer al apoyar la edición en las otras lenguas del pais  (Gallego, Euskera y Catalán). De hecho, títulos publicados y nuevos autores en estas lenguas fueron posteriormente éxitos en la edición en lengua castellana.

   Si a todo ello le añadimos la creación desde 1978 del "Premio de Literatura Infantil el Barco de Vapor" también sumaremos un punto más a su éxito. Por supuesto, el libro del vencedor del premio era publicado. Este premio sigue fallándose actualmente. La editorial ha sido capaz de incorporar a nuevos autores como es el caso de Laura Gallego que incluso ha ganado en 2 ocasiones el Premio o Dav Pilkey con el capitán Calzoncillos.  En las librerías de la  época el éxito de las colecciones editoriales se reflejaban en una cosa: si tenían expositor propio o no. Recuerdo los expositores (de esos que giraban) de la coleccción "Reno" de la editorial Plaza y Janés o de la colección de bolsillo de la  editorial  Bruguera. Y el Barco de Vapor tenía, por derecho propio, ese expositor independiente que lo hacía destacar en las librerías.

  En 2018 al cumplirse los 40 años de creación de la colección, la editorial S.M ha publicado la lista de los más vendidos en estos años. Se han publicado más de 400 títulos; ha habido años  en los que algunos títulos se vendieron por encima de los 20.000 ejemplares, otros títulos han superado la 60ª edición. Los 5 más vendidos son: 1º "Fray Perico y su borrico" (año 1980, 907.121 ejemplares, serie Naranja), 2º "El pirata Garrapata (año 1982, 474.014 ejemplares, serie Naranja) ambos títulos de Juan  Muñoz  Martin, 3º " La hija del espantapájaros" de Maria Gripe  (año 1984, 460.423 ejemplares serie roja), 4º "Finis Mundi" de Laura Gallego (año 1999, 457.795 ejemplares serie roja). Con respecto a este título destacar el éxito de ventas ya que existen entre 15- 20 años de diferencia con respecto a los otros cuatro. 5º " El Pampinoplas" de Consuelo  Armijo (año 1979, 423.359 ejemplares, serie azul).

   Títulos que seguro que recordáis:

  * Serie Blanca: "La  bruja Mon", " El fantasma de Palacio", " Miguel y el dragón", " Cuando Tina berrea", "

  * Serie Azul: " Un duende a rayas", " Ingo y Drago", " Querida Susi, querido Paul", " Caramelos de menta", " Rastro de Dios y otros cuentos", " El gato Mog", " El secreto de la arboleda", " Abuelita Opalina", " Mariquilla la pelá", " El rey Túnix", " Aniceto, el vencecanguelos", " El Pampinoplas", " Jeruso quiere ser gente", " El dragón de Jano", " Juan Chorlito y el indio invisible", " Historias de Franz", " Gran Lobo Salvaje", " Historias de ninguno", "

   * Serie Naranja: " Fray Perico y su borrico", " El pirata Garrapata", " Los hijos del vidriero", " Las aventuras de Vania el forzudo", " Cucho", " De profesión, fantasma", " La nariz de Moritz", " Pesadilla en Vancouver", " Terror en Winnipeg", " Capitanes de plástico", " Asesinato en el Canadian Express", " Un solo de clarinete", " Fantasmas de dia", " Danko el caballo que conocía las estrellas", " La isla menguante", Un agujero en la alambrada", " Tonico y el secreto de estado", " Mi hermana la pantera", " Kimazi y la montaña", " El mensaje de maese Zamaor", " Un lugar para  Katrin", " Los Mifenses", "

   * Serie Roja: " La hija  del espantapájaros", " Finis Mundi", " Bibiana y su mundo", " Cuentatrapos", " El valle de los Cocuyos", " El fabricante de lluvia", " Mai", " El tesoro del molino viejo", " El maestro y el robot", " Cinco dias de agosto", " El rey de Katoren", " El viaje de los hijos de la sombra".

 

    Otras colecciones que surgieron tal vez intentando imitar el éxito obtenido por el Barco de Vapor fueron " Ala Delta" de la editorial Edelvives, Espasa- Calpe con la colección Austral Infantil y AustralJuvenil y títulos como " El misterio de la isla de  Tökland" o " El señor Browser y los afilacerebros". O Alfaguara y su colección Alfaguara Juvenil, tal vez la que consiguió mayores éxitos editoriales después de S.M con títulos como " Momo", " Cipi", " El pequeño Nicolás", " Matilda", " La historia interminable", " Charlie y la fábrica de chocolate" y " Un castillo antiguo". La editorial Anaya hizo una gran labor con la colección  " Tus libros" reeditando los clásicos de  la literatura juvenil dándoles un aire mucho más moderno y atractivo para los lectores.

   Cúal fue de todos ellos el que más te ha gustado?.

 

Página 1 de 2