Compartes?


Domingo, 09 Octubre 2016 23:14

CANCIÓN TRISTE DE HILL STREET

 

   "TENGAN CUIDADO AHÍ AFUERA".

   Magnífica serie emitida por la CBS entre 1981-1987 en 144 episodios de 1 hora de duración. En Tve se podía ver los domingos por la noche. En Hispanoamérica fue conocida como "El precio del deber". Fue una auténtica sorpresa y la rotunda ganadora en la edición de los premios Emmy de 1981 obteniendo 8 premios. Marcó un antes y un después en el tratamiento de las series de televisión y no sólo en las policíacas, mostrando a sus personajes con sus flaquezas, problemas, dudas, miserias, adicciones, necesidades, sueños e intereses con la particularidad, al contrario de las series de  tv hasta ese momento, de que las tramas no eran independientes ni finalizaban en cada episodio si no que las situaciones y los protagonistas podían interactuar a lo  largo de los episodios y las sucesivas temporadas con lo que se remarcaba la importancia de las personalidades de estos, mezclando vida privada con la vida laboral. Desde entonces los guiones de las series cuidan más este aspecto permitiendo que los personajes evolucionen con el paso del tiempo y las circunstancias personales tengan una mayor influencia. Se buscaron actores que no fuesen conocidos por el público para lograr un efecto neutro en la percepción de sus personajes por parte de los telespectadores. Estos personajes son hombres y mujeres que desempeñan un trabajo como otro cualquiera, no son héroes ni lo quieren ser, aspiran a llevar el dia lo mejor que pueden y conseguir para el futuro una pensión que les permitan vivir con dignidad el final de sus dias. La serie fue producida por Steve Bochco que triunfó posteriormente con "Policias de Nueva York" o "La ley de Los Ángeles". No quiso que la trama se desarrollase en ninguna ciudad concreta de E.E.U.U justamente para centrar mejor la atención en la vida cotidiana y sus protagonistas.

   Recordaréis como comienza la presentación de la serie, con un plano en el que salen de la comisaria varios coches de policia a toda velocidad, adentrándose en ciudad para atender alguna urgencia, con fotografía en blanco y negro, una imagen de la ciudad mojada por la lluvia y con una sensación de abandono dando paso a la presentación de los protagonistas. Todo ello con un fondo musical de piano.

   Empezando por el capitán Frank Furillo (Daniel J. Travanti) que se convierte en el personaje central de la serie. Es el responsable de la comisaría de policia. El que tiene que hacer que todo funcione, el que recibe críticas y presiones de todo el mundo, pero es una persona íntegra a la que todos respetan y al que todos acuden en caso de necesidad. Tiene una lucha diaria consigo mismo (es un ex alcohólico) y con los demás. Está divorciado y tiene una relación con la encantadora y profesional primer ayudante de fiscal del distrito y más tarde fiscal titular Joyce Davenport (Veronica Hammel) con la que se casará posteriormente. A veces tienen enfrentamientos cuando sus trabajos se relacionan. Todos los episodios terminan de la misma manera, con ambos en su apartamento cenando, hablando, sonriendo por primera vez en el dia y desconectando de la dura vida cotidiana. Como personaje secundario muchas veces aparece Fay Furillo, ex exposa del capitán, visitándolo en la comisaría para tratar temas como la pensión de divorcio y la educación de Frank, el hijo se ambos. Estas aparíciciones se harán más esporádicas a medida que la relación de Frank con Joyce se vaya consolidando.

   El otro personaje importante y de los más entrañables es el sargento Phil Sterhaus (Michael Conrad), ese que en todos los episodios después de juntar a los agentes en la sala de reunión y distribuir las tareas diarias se despide de ellos con el famoso "tengan cuidado ahí fuera" que se convirtió en la frase más recordada de la serie. Falleció durante el rodaje de la 4ª temporada.

   Los policías patrullaban en parejas. Una de las más queridas era la compuesta por la agente y posteriormente sargento Lucy Bates (Betty Thomas) y el agente Joe Coffey (Ed Marinaro) que tenía que hacer frente a su ludopatía. Entre ellos había una gran amistad, incluso en alguna ocasión se especuló con algo más. Contrastaba la tranquilidad del agente Coffey con la aparente dureza de Lucy, que al ser la única mujer rodeada de hombres tenía que demostrar mayor profesionalidad que los demás. O el agente Renko (Charles Haid) y Bobby Hill (Michael Warren), siempre enfrentados pero a los que une una gran camaradería. El punto cómico lo aporta, sin duda, el detective Mick Belker al que todos reconocemos por su bigote y su barba de varios dias. Puede pasar perfectamente por un vagabundo debido a su aspecto e indumentaria por lo que es muy valioso para infiltrarse en las investigaciones a pie de calle. Y mejor no enfadarle porque cuando se ve acorralado comienza a emitir su característico gruñido de perro y si le atacan pasa directamente del gruñido a morder a los delincuentes como si fuera un Luis Suárez futbolista.

   Dos personajes siempre enfrentados por su diferentes maneras de ver el mundo eran el teniente Henry Goldblume (Joe Spano) y el también teniente Howard Hunter (James B. Sikking). El primero era responsable de negociar cuando surgían situaciones en las que aparecían rehenes. Era el dialogante, el negociador, en contraposición con Hunter, responsable de la unidad de asalto (SWAT) de la comisaría, personaje pedante y soberbio que estaba convencido de que la mejor manera de resolver estas situaciones era la intevención militar.

   Un poco al margen del restos de personajes estaba el muy poco popular teniente Ray Cayetano (René Enríquez) de origen hispano. Con esta serie comienzan a ser visibles los hispanos en puestos de trabajo con responsabilidades, no solamente como pandilleros, delincuentes o trabajadores sin cualificación. En el reparto aparecen también los detectives Johnny La Rue (Kiel Martin) y Neal Washington (Taurean Blacque). Y cerrando los personajes surge en la 3ª temporada el detective Sal Benedetto (Dennis Franz), un detective amoral, pendenciero, odiado por delincuentes y compañeros a partes iguales y con unas maneras de actuar muy poco ortodoxas traspasando muy a menudo la línea de la legalidad.

   Desde nuestra opinión, un clásico que se podría defender muy bien hoy en dia, 35 años después, en el caso de que alguna cadena de tv se decidiera a reponerla.

 

   

Viernes, 30 Septiembre 2016 19:53

NUESTROS PRIMEROS CIGARRILLOS.

   . 

   NEGRO, RUBIO, MENTOLADO. Y NUESTRAS MARCAS FAVORITAS.

    Queríamos ser mayores, fumar era guay, te integraba en el grupo y te daba confianza. Muchos caimos en el embrujo. Si podíamos permitirnoslo comprábamos el paquete entero y si andábamos mal de pelas pues se los pedíamos a los amigos o los comprábamos sueltos en los  kioscos, cualquiera podía hacerlo sin restricciones de ningún tipo, no hacía falta ser mayor de edad. Recuerdo lo mal que se pasaba los primeros intentos de "fumarlo a pecho", las violentas toses que provocaba. En estos intentos algunos mucho más juiciosos decidían no seguir pero los demás seguíamos intentándolo hasta el final, habíamos conseguido entrar el el "rollo de fumar". Mala elección.

   Seguro recordáis las siguientes marcas de cigarrillos, seguro que alguna fue la tuya . Entre paréntesis incluyo el precio en 1985 de algunas de ellas (en pesetas, por supuesto). 

   NEGRO: Sombra (37 ptas.), Ducados (37 ptas.,la más popular), Ducados Internacional (60 ptas.), Record (muy suave,ideal para principiantes), Goya , Aguila, Kruger (tan fuerte que podías dejar medio pulmón en cada bocanada), Habanos (54 ptas.,calidad cubana), Celtas cortos (19 ptas.), Celtas largos (21 ptas.,perfectos para iniciarse por su bajo precio), BN, Rex, Coronas (54 ptas.,un clásico), Boncalo (43 ptas.), Águila (para chicos duros), Goya, BN (43 ptas.), Rex...

   RUBIO: Fortuna (92 ptas., el rubio de los pobres), Camel (285 ptas.), Winston (145 ptas.)el más fumado en los 70/80), Chesterfield (270 ptas.), Marlboro (145 ptas.,el del cowboy), John Player Special (215 ptas.,delicatessen británica), Rothmans (145 ptas.,la suavidad personificada), Lucky Strike (105 ptas.,el más asequible de los tabacos americanos), Pall Mall, LM, Kent (250 ptas.), Nobel (92 ptas), Goald Coast, Lark (270 ptas.), West, Dunhill, More (el extra largo y fino), Diana (75 ptas.), Florida (92 ptas), Lola (54 ptas.) y Un- X-2 (48 ptas.) (primeros rubios fabricados en España), Philip Morris, Viceroy, Next, Royal Crown (92 ptas.), HB (130 ptas.), Benson & Hedges (145 ptas.)...

   MENTOLADOS: Kool (250 ptas.), Fortuna, More, Piper (48 ptas.), Rocio (37 ptas.)...

   Y LOS MÁS ANTIGUOS: Fetén, Peninsulares, Vencedor, Bisonte (39 ptas.), Ideales, Carabelas (39 ptas.), Gener, Condal, Rumbo, 46, Yuste (25 ptas.), Bonanza (37 ptas.), H.U...

    En España principalmente se fumaba tabaco negro, cultivado generalmente en Canarias y Extremadura. Era más barato que el tabaco rubio, del que había 2 tipos: el que fabricaba Tabacalera en España bajo licencia, más asequible y los cigarrillos importados con el consiguiente sobrecoste en el precio. El rubio era principamente inglés y norteamericano. Solamente si tenías la suerte de residir en Galicia podías comprarlo más barato que en ningún lugar de la península, era el "tabaco de batea" o "rubio de batea", todo de contrabando y que se escondía en  las bateas donde se cultiva el mejillón, de ahí su nombre. Curiosamente, durante un tiempo, a principios de los 80 cuando se incautaban grandes partidas de tabaco de contrabando, la empresa nacional (Tabacalera) ponía en venta estas cajetillas con un sello especial en el que señalaba que era incautado por las autoridades. Un gran negocio.

   La otra opción para comprar barato el tabaco era conocer a alquien que fuese a viajar a Canarias para poder hacerle "un encarguito". Era una maravilla pagar casi la mitad del precio oficial. Por supuesto, era más rentable encargar tabaco rubio ya que la diferencia de precio era más ventajosa.

   También recordaréis la clásica subida  del 1 de enero de cada año . Tabacalera aprovechaba siempre esta fecha para "rascar" más nuestros bolsillos. Entonces tocaba, si era posible, anticipar las compras de cigarrillos unos dias antes de final de año para hacerte con un pequeño stock, hacer esto suponía muchas "pelas" de ahorro.

   En  aquellos años la industria del tabaco era muy poderosa e invertía grandes cantidades de dinero en publicidad (Formula 1, el hombre Marlboro, la embarcación del Fortuna). Pero comienzan las prohibiciones. En 1988 se prohibe fumar en colegios y hospitales. Para los más jóvenes que leais este artículo seguramente no teníais conocimiento de que los profesores podían fumar en clase (algunos que eran muy enrollados dejaban fumar a los alumnos de más edad) y los médicos podían recibirte en la consulta con el cigarrillo en la mano, daba igual que este fuera especialista en vias respiratorias, también en este año se prohibe fumar en transportes públicos excepto en los de largo recorrido (trenes, aviones, autobuses interurbanos), los cuales tenían que tener lugares reservados para poder fumar. ¿Y cómo se resolvía estos en los autobuses?. Muy fácil, sólo se podía fumar desde la mitad hacia atrás. Se comienza a partir de este año a imprimir en las cajetillas de tabaco advertencias del tipo "fumar provoca cáncer" y la más famosa de todas: "fumar perjudica seriamente su salud".

   Si, esto ocurría en la España de hace 30 años. Pero se fue imponiendo el sentido común. Llega en 1990 la prohibición de mostrar publicidad de todo tipo de tabaco en las retransmisiones de deportes y, por lo tanto, las esponsorizaciones a los equipos deportivos . Desde 1999 se prohibe fumar en todo tipo de transportes públicos aunque se puede seguir fumando en bares y restaurantes hasta su prohibición total en 2011.

 

   ¿Cuál ha sido la marca del primer cigarrillo que has fumado? ¿Y tu preferida?¿Cúando te pillaron tus padres fumando?

Sábado, 17 Septiembre 2016 22:54

AQUEL MATERIAL ESCOLAR: LAS GOMAS DE BORRAR

 

 

   CUADRADA, DE NATA, GIGANTE, DE BOLI/LÁPIZ, DE LENGUA DE GATO...

 

  Y la marca que tenía el anillo único para gobernarlas a todas: MILAN. Si hay una marca que todos tenemos guardada en el recuerdo es esta. La goma de borrar más vendida en España en toda su historia por esta empresa originaria de Girona y fundada en  1918, fue sin duda la 430. Si, es la goma de forma cuadrada que todos tenemos en mente, la que solamente se fabricaba en colores rosa, verde y blanco, la más barata, la que siempre nos compraban nuestros padres pese a nuestras protestas porque queríamos otras con más glamour, la que no nos importa someter a todo tipo de experimentos, aquella goma que si se perdía (lo que ocurría a menudo) no importaba, debía ser el único objeto que si lo extraviábamos y/o perdíamos no recibíamos ni broncas ni regañinas. Buena compañera esta goma de borrar, la maltratábamos, la humillábamos, la mutilábamos con el cutter, la mordíamos, la acuchillábamos con  el lápiz superafilado o con la punta del compás como si estuviésemos rodando la misma Psicosis de Hitchcock, la utilizábamos como munición para las cerbatanas... pero no podíamos vivir sin ella. Siempre fiel pese a todo. 

    Pero cuando desaparecía nuestra personalidad de Mr. Hyde y se manifestaba la más tranquila del Dr. Jekyll podíamos ser incluso hacendosos. ¿Quié no ha  borrado toda la superficie del pupitre?. Comenzábamos por una esquina y cuando veíamos el efecto tan bueno logrado no podíamos parar hasta el final. Ese era el momento en el que lográbamos una comunión espiritual total con la goma de borrar, éramos un sólo Ser.  La 430 era la mejor.

   ¿Realmente alguien con apariencia humana ha sido capaz alguna vez de gastarla toda hasta el final?. ¿Existe esa persona?. Si conocéis alguna no lo digáis. Seguro que habrá alguien que quiera capturarla para someterla a profundos estudios científicos.

   Junto con la 430 la más famosa ha sido la goma de nata. Milan la fabricó con 2 formas. La más conocida que tenía forma rectangular y con una línea verde o roja en el centro de la goma y la que era de forma cuadrada envuelta en un celofán de color rosa. La goma de nata era la preferida por muchos de nosotros. ¿Os acordáis de su olor?. Pura delicia para los sentidos sobre todo para el del olfato porque el sabor no era equivalente a su olor. Sin duda este es uno de los olores más característicos de nuestra infancia.

   También recordaréis la Milan gigante. Ocupaba toda la mano. Era tan grande como poco operativa. Era más como algo pintoresco, gracioso. Era la frikie de las gomas. Otra goma era la de lengua de gato tenía forma ovalada y con superficie más suave, especial para corregir dibujos delicados o en los que se utilizaban sombreados ya que estaba terminada sin aristas. Pero la que mejor borraba de todas ellas, también la más cara, era la goma plástica de la marca Staedtler, la de los lápices que todos teníamos. No machacaba el papel, era suave pero firme, pura efectividad alemana.

   Lás gomas de borrar utilizadas de forma masiva eran las gomas para lápiz, pero también existían las de borrar bolígrafo. Normalmente se fabricaban mixtas para lograr mayor versatilidad. La mitad (o algo más) era para borrar lápiz y la otra mitad para borrar tinta. De todas formas, el intentar borrar tinta era infinitamente más complicado. Era muy fácil borrar la tinta. Lo difícil era no destruir el papel. Lo mismo ocurría cuando utilizábamos las gomas plásticas para borrar tinta de los estilógrafos (Rotring) en el papel vegetal o cebolla.

   Otras marcas de gomas eran las Faber- Castell, Factis, Pelikan, Centauro (la marca de las libretas).

   Lo dicho, imprescindibles, Aunque era la pariente pobre de los estuches o plumieres no podíamos pasar sin ella, por eso desde aquí queremos darle el homenaje que se merece. La queríamos y la necesitábamos.

 

 

 

 

   fueron 342 historias. Publicada por primera vez en la revista Tio Vivo en 1961. Su creador Francisco Ibáñez (Barcelona, 1936)  la finalizó en 1968 aunque un colaborador suyo realizó algunas más hasta 1970. Ha sido una de sus creaciones más exitosas y, sin duda, la más original de todas. Describía con un sentido del humor absurdo, a veces negro y también algo irreverente la vida y muchas veces miserias de los habitantes de un edificio de viviendas en la España de los años 60 con los personajes arquetípicos de esa época (la portera cotilla, la mísera dueña de la pensión, el tendero estafador...). Al igual que "Mortadelo y Filemón"  su creación más exitosa (no nos olvidamos de "El Botones Sacarino", "Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio" y "Rompetechos") tuvo gran éxito en Alemania, pais en el que se crearon además historias propias adaptadas a la realidad de ese pais.

   Fue editada por la mítica Editorial Bruguera que prácticamente monopolizaba la edición de cómics y tebeos en España y otros paises como Argentina y México. Recordamos con mucho cariño sus publicaciones: Tio Vivo, DDT, Colección Olé, Super Humor, Magos del Humor, Jabato, el  Capitán Trueno, Pulgarcito, Joyas Literarias Juveniles, Lily y muchos más. Aunque se le han realizado muchas críticas a esta  editorial con respecto al trato que recibían sus creadores, a los que reducía a simples máquinas, adueñándose de los derechos de autor y creando numerosos conflictos con éstos, no hay duda del importante papel que desempeñó en la edición infantil y juvenil de nuestra infancia. En 1982 este imperio editorial presenta suspensión de pagos y en 1986 es absorvido por el Ediciones B que siguió publicando y renovando muchas de sus obras.

   Según comenta Ibáñez, este cómic le suponía un esfuerzo extra ya que para una sola página tenía que concentrar alrededor de 15 historias, lo que alargaba la creación. El edificio tenía además de los bajos y la porteria, 3 pisos y el ático con la terraza aunque no podemos olvidarnos de la alcantarilla. En todo este microuniverso Ibáñez capta muy finamente situaciones verdaderamente absurdas, sus personajes tienen vida propia: el estafador que vive en el ático y que se pasa la vida eludiendo a sus acreedores, la madre con sus terribles hijos que siempre están realizando e ideando no travesuras, si no auténticas salvajadas, el ladrón y su esposa que siempre le recrimina a su marido los robos inútiles que realiza, la  avariciosa y codiciosa dueña de la pensión y las penurias que les hace  pasar a sus alquilados, el veterinario siempre atendiendo casos perdidos y animales demasiado grandes para su piso, el científico loco que crea monstruos - la censura le obligó a eliminar este personaje en 1964  ya que crea vida y esto "sólo lo puede hacer Dios". Este personaje es sustituido por el  sastre desastre que siempre tiene problemas a la hora de confeccionar los trajes y vestidos de sus clientes, la portera cotilla, la viejecita amiga de los animales, que son de todo menos seres entrañables, Senén, el tendero del barrio, desconfiado hasta la médula y que siempre está dispuesto a "timar" a sus clientas. Y debajo del edificio, en la alcantarilla, el señor Hurón del que se dice que es un realquilado de la dueña de la pensión. Otros personajes que no viven exactamente dentro de los pisos pero tienen protagonismo propio son el gato que siempre está siendo torturado por el ratón, las arañas que pueblan el edificio y, como no, el ascensor al que le pasa de todo.

   En varias ocasiones otros personajes de F. Ibáñez como Mortadelo y Filemón o Rompetechos han aparecido en 13 rue como "invitados". Si os animáis, en este año 2016 el autor ha editado un volumen con todas las historietas completas dibujadas por él.

Martes, 23 Agosto 2016 23:30

FLAGGOLOSINA MI RICO HELADO.

 

 

   UNO DE LOS MANJARES DE NUESTRA INFANCIA. PARA TOMAR CONGELADO O LÍQUIDO PARA LOS IMPACIENTES.

 

   Y el anuncio de tv, con su música pegadiza:

   "Flaggolosina, mi rico helado

   del congelador lo saco congelado.

   Siempre en la cima Flaggolosina

   ¡yo de naranja y fresa!,

   ¡yo de piña y menta!

   ¡y yo flaggolosina de limón!

   Haz en casa tus helados

   la golosina Flag.

 

   Para los que no la disfrutaron, explicarles que era un sobre de plástico alargado que en el interior tenía un líquido de varios colores que correspondían a distintos sabores. Estos sobres se metían en el congelador y se convertían en un helado de hielo, algo similar a los polos helados. Lo difícil era aguantar el tiempo necesario para conseguir congelarlo y no comerlo líquido. Dependiendo del kiosco, algunos lo vendían ya congelado. Una vez abierto el sobre lo que se solía hacer era absorver con la boca la flaggolosina extrayendo el líquido con lo que el helado se quedaba en puro hielo, sin sabor y sin color. Algo así como si ras un Wraith de Stargate Atlantis absorviendo la rza vital de los humanos. Los niños buenos los chupaban hasta terminarlo o también se podía mordisquear hasta terminarlo.

   La Flaggolosina era el recurso principal cuando teníamos poco dinero para comprar Camy, Frigo, Kalise, Miko, Avidesa y demás. Empezaron costando 1 peseta cuando los polos helados podían costar alrededor de 5 pts. y aunque no era comparable a éstos, por lo menos te tomabas algo similar a un helado y matabas el gusanillo. Supongo que hoy en dia no pasarían ningún control de Sanidad ¡Cómo te quedaba la lengua según el sabor elegido! y ¡que sabor a medicamento!

    Fue fabricado por José Nortes en Lora del Rio (Sevilla). Como ha ocurrido a muchas empresas españolas que consiguieron un producto de éxito. muchas de ellas terminaron liquidándose. Ocurrió lo mismo con la fabricante de esta golosina- helado. Después de reinar en los años 70 de manera indiscutible y vender millones de unidades, la competencia de los helados,  y los cambios en los hábitos de consumo hicieron que esta empresa entrase en suspensión de pagos en 1982.

Domingo, 14 Agosto 2016 19:17

EUROVISION 1976.

 

   ESPAÑA 16ª CON BRAULIO Y LA CANCIÓN "SOBRAN LAS PALABRAS". GANA REINO UNIDO CON LA FAMOSA CANCIÓN "SAVE YOUR KISSES FOR ME". FRANCIA QUEDA 2ª CON "UN, DEUX, TROIS".

 

   La XXI edición del festival de Eurovisión se celebró en La Haya al haber sido vencedor el año anterior Holanda con la canción "Ding-a-Dong". Participaron 18 paises.

   España estuvo representada por el cantante canario Braulio. Su estilo de música, la llamada música ligera o melódica con su temática romántica podía estar de moda en España pero las preferencias musicales en Europa iban por otro camino bien distinto, de ahí la posición de nuestro pais en esta edición de 1976. Braulio era un cantante que si bien tuvo un cierto éxito en España nunca fue multitudinario algo que si ha logrado en Latinoamérica. Algunos de los intérpretes  de este tipo de música fueron Lorenzo Santamaria, Manolo Otero, Mochi, Camilo Sesto, Danny daniel, Miguel Gallardo, Joan Baptista Humet, Juan Camacho y otros. TVE no eligió directamente a nuestro representante, hubo un proceso de selección en el que la audiencia decidió el ganador mediante el voto por correo entre 14 cantantes (Mochi, Nubes grises, Lorenzo Santamaria, MIck Kennedy & Los Bravos...) que podían presentar 2 canciones cada uno. 

Sin duda también recordaréis la actuación de Braulio, tan dentro de los cánones de la época y del tipo de música que representaba. Con traje y corbata ¡menuda corbata! y puesta en escena super pulcra y con cierto encorsetamiento.

   Los paises votaban por orden de aparición y el voto también lo otorgaban en ese mismo orden. La canción ganadora recibia 12 puntos, la segunda 10, la tercera 8 y así sucesivamente hasta 1 punto, con lo que en cada tanda siempre se puntuaba a 10 paises.

   España quedó en la posición antepenúltima (16 de 18) logrando solamente 11 puntos dados por Reino Unido, Mónaco e Italia (3 puntos cada uno), Grecia y Francia (1 cada uno). Detrás de España sólo quedaron Yugoslavia (10 puntos) y Noruega (7 puntos). Incluso Portugal y Grecia, paises que históricamente logran las peores puntuaciones superaron a España. Desde luego ha sido una edición que para nuestro pais ha pasado sin pena ni gloria.

   La canción ganadora "Save your kisses for me" cantada por el grupo "Brotherhood of man" representando al Reino Unido consiguió ganar indiscutiblemente con 164 puntos. Consiguió los 12 puntos de Suiza, Israel, Bélgica, Noruega, Grecia, España, Portugal. La puesta en escena y vestuario recuerda mucho a la actuación del grupo ABBA). Esta canción consiguió vender millones de discos siendo número 1 ese mismo año en España y varios paises europeos como era costumbre con las canciones ganadoras del festival de Eurovisión. Su ritmo pegadizo seguro que lo recordáis a pesar de los 40 años transcurridos. En 2005 se celebró en Copenhage una edición especial de Eurovisión. Se llamó: "Congratulations: 50 years of the Eurovision Song Contest". Se eligieron por parte de la UER, organizadora del festival las 14 mejores canciones de todos los festivales hasta la fecha. La canción "Save your kisses for me" consiguió la 5ª plaza. Esta clasificación fue ganada por ABBA y su "Waterloo". 

 

   En segundo lugar, Francia consiguió 147 puntos con la cantante Cathérine Ferry y su tema "Un, deux, trois", Mónaco fue tercera con Mary Cristy y su tema "Toi, la musique et moi" consiguiendo 93 puntos.

   Os dejo a continuación el estribillo de la canción de España, seguro que la reconocéis:   

   A veces, hasta sobran las palabras
   Cuando se trata de hablar
   Sencillamente de amor

   Amor, amor, mi amor
   Tendrías que aceptarme así
   Es todo cuanto sé decir
   Amor, amor

Domingo, 07 Agosto 2016 10:45

PIXIE & DIXIE ¡MALDITOS ROEDORES!

 

 

   Un ratón mexicano, otro cubano y un gato andaluz llamado Jinks que los perseguía eternamente con una escoba mojada hicieron que nuestas meriendas infantiles fuesen tan entrañables. El binomio bocadillo- dibujos animados era imbatible. 2 creadores norteamericanos, William Hanna y Joseph Barbera crearon 57 episodios ( a mi me parecieron muchos más) de estos dibujos animados entre 1958- 1961 y fueron en los años 70 cuando con otros numerosos personajes (oso Yogui, Don Gato, Maguila, Autos locos, Pepe Pótamo, Scooby, los Picapiedra y otros) inundaron nuestras televisiones. Duraban aproximadamente 7 minutos y de antemano no sabíamos cuantos episodios podrían emitir seguidos (la duración de los programas infantiles en aquella época eran variables y dependían de la voluntad del realizador de televisión) por lo que cada vez que terminaba uno de ellos esperábamos ansiosos la posibilidad de que siguieran emitiendo alguno más.

   Eran historias sencillas, el gato que perseguía a los ratones con la intención de acabar con ellos aunque en el fondo se necesitaban mutuamente y su relación era entrañable. El verdadero éxito de esta serie fue el doblaje. Un verdadero acierto. Pese a que eran historias creadas por norteamericanos las sentimos más próximas gracias a que los personajes se hispanizaron. Pixie (vamos, manito) tenía acento mexicano, Dixie (oye, viejo) cubano y Jinks andaluz (miserableh roedoreh). El doblaje de "bigotón" Jinks era sublime. Su doblador fué Florencio Castelló (1905-1986), un actor de teatro sevillano que huyendo de la Guerra Civil española llega a América en 1936, continente que no abandonaría nunca. Haría carrera en México como actor de cine, televisión y de doblaje. Además de Jinks también dió voz al buitre "despeinao" del Libro de la Selva, a Napoleón el perro de los Aristogatos o a cuervo Jim de Dumbo.

   Sin duda recordaréis episodios como los del primo Tex que viene a pasar unos dias invitado por Pixie y Dixie. Tex es un ratón texano con espuelas y gorro vaquero que se las hace pasar canutas a Jinks con el consiguiente regocijo de sus primos, también el de Judoka Jack, un ratón japonés que enseñará karate a Pixie y Dixie y cuya presencia aterrorizará a Jinks, el episodio del hijo de Jinks al que éste intenta convencer de que Pixie y Dixie son sus enemigos aunque él sólo puede verlos como amigos o aquel en el que Jinks bebe un brebaje que lo reduce hasta el tamaño de un ratón hasta que Pixie y Dixie se dan cuenta y entonces serán ellos los perseguidores. Seguro que vosotros recordais muchos más.

   ¿Qué otros dibujos animados os gustaban?.

   ARTÍCULOS RELACIONADOS:

   MAGUILA GORILA.

 

 

   EL MÉTODO DE APRENDIZAJE DE LECTURA MÁS EXITOSO UTILIZADO POR MILLONES DE NIÑOS.

 

   Durante los años 60, 70 y 80 millones de niños españoles aprendieron a leer con este método ideado por Antonio Paláu Fernández (La Bañeza- León, 1914-2001), polifacético personaje (pedagogo, escultor, pintor, ensayista). Ideó un revolucionario y sencillo método para que aprender a leer fuese mucho más fácil, el método fotosilábico. Consiste en asociar imágenes y dibujos que los niños pueden identificar fácilmente con sílabas, consiguiendo de esta manera una permanente y mayor rapidez de aprendizaje de las palabras escritas. En 1954 por medio de una orden ministerial el Ministerio de Educación y Ciencia autoriza el método de Paláu para su utilización en las escuelas españolas como método de lectura.

   Se editaron 4 números reducidos a 3 posteriormente, las famosas cartillas, con una dificultad que crecía en cada una de ellas hasta formar frases más complejas. Se comenzaba con las vocales, las mayúsculas y minúsculas, siguiendo con las primeras y más sencillas sílabas (ma, me, mi, mo, mu). El tipo de letra comenzaba con el estilo cursiva imitando la de los niños pasando posteriormente a las letras de imprenta. Al contrario que otros métodos más memorísticos, el de Paláu enseguida consiguió un gran éxito. Tal fué éste que otros paises europeos (Portugal, Francia, Alemania) y latinoamericanos lo adoptaron para sus escolares.

   Fue editado por la más importante editorial de libros de texto de la época (con permiso de Santillana), la editorial Anaya a la que le supuso grandes ingresos. Los padres se lo compraban tanto a los niños que tenían dificultad para aprender con otros métodos como en los casos en los que querían que sus hijos aprendiesen a leer anticipadamente. El precio de la cartilla claramente asequible y sus magníficos resultados hacían que no tuviese casi competencia.

   Sin duda recordaréis también otras cartillas que, aunque no tuvieron tanto éxito como Paláu fueron muy utilizadas en su momento. Por ejemplo, el silabario Disney editado por Susaeta Ediciones en 1971 siguiendo también el método fotosilábico aunque tomando como referencia la primera letra, no la sílaba e ilustrado con los personajes más famosos creados por Walt Disney (Donald, Mickey, Goofy...). Se sigue editando en la actualidad.

   Otra cartilla fue Amiguitos, editada por la histórica editorial burgalesa Hijos de Santiago Rodríguez. Constaba de 3 cartillas de lectura y 12 cuadernos de escritura. O la cartilla Rayas creada a principios del siglo XX por el maestro nacional extremeño Ángel Rodríguez Álvarez defensor en su época de enseñar simultáneamente lectura y escritura, algo inaudito aunque actualmente nos parezca de los más normal. Y cerrando este artículo nos referiremos a Micho, la cartilla editada por la editorial vallisoletana Bruño, de gran tradición en la edición de libros de texto, y que constaba de 3 cartillas.

   ¿Cuál fue tu primera cartilla?.

 

 

   BAZOKA, DUNKIN, BAZOOKA, DUBBLE BUBBLE, ADAMS Y LOS DE BOLA.

 

 

   Además de los Cheiw y los Niña, numerosas marcas de chicles se fabricaron en España o se importaron del extranjero en estos años. El chicle era la estrella de las chuches.

   Uno de los históricos fue la marca Dunkin (mediados de los años 60), fabricados por Gallina Blanca (Avecrem, Sopinstant), con un sabroso sabor a fresa. Como recompensa, gratis con los chicles regalaban figuras de plástico (Lucky Luke, soldados, Astérix, figuras de dibujos animados de la Warrner, los cabezudos), también cromos de Mortadelo y Filemón, los de Kubala enseñando técnicas futbolísticas y también llaveros, juego del saltimbanqui. Todos estos regalos lo convirtieron en uno de los favoritos de los chavales de la época.

   Esta lista la completan otros chicles como Bazoka y Bazooka (se estira y explota). Los 2 pertenecían a la empresa norteamericana Tapps. La diferencia era que la primera marca se fabricó bajo licencia en España desde finales de los años 50. Muchos de vosotros lo recordaréis por su forma redonda y con sus 3 pisos en forma de disco, parecido a un carrete. Su textura permitía hacer chicles muy grandes. Fue sustituido por la otra versión de esta multinacional, el Bazooka (con 2 oes para diferenciarlos). Este último venía con unas tiras de cómic incorporadas en el envoltorio. Su protagonista era Bazooka Joe. También regalaban calcomanías y enviando por correo 25 envoltorios podías formar parte del club Bazooka, recibir una insignia y optar a sorteos.

   Cerrando la lista aparece Dubble Bubble (fabricante también de chicles Niña), un chicle que aunque era más minoritario tenía muchos adeptos. Venían acompañados de historietas cómicas que hacían la delicias de los pequeños. Nombramos también a los de la marca Adams que tenían 2 tipos de chicles diferentes al resto. En esto consiguieron ser muy originales. El primer tipo era de pequeño tamaño, forma cuadrada y de color blanco porque el chicle estaba rodeado de una capa de azúcar que se deshacía en la boca hasta que quedaba solamente el chicle. La caja constaba de bastantes unidades, el problema era que si querías hacer globos debías engullir varios chicles. Su principal y sabor más conseguido era el de menta. El otro tipo tenía forma rectangular, median menos de 1 milímetro de espesor y estaban cubiertos de una capa ligera de azúcar glaseada. Eran más caros que los Cheiw pero tenían un sabor especial. Super blandos, teníamos que tener mucho cuidado al explotar los globos ya que al ser tan fino el chicle era muy fácil que se quedase pegado a todo y que fuera muy difícil eliminar sus restos. Recuerdo como sabores más logrados el de clorofila. Era el único fabricado con este sabor, el de Cheiw aún no había salido al mercado y el de limón.

   Y no podríamos terminar este artículo bajo pena de condena al infierno si nos olvidásemos de los chicles de forma redonda, los únicos que no se vendían en kioscos y sí en máquinas expendedoras automáticas situadas en la calle, eran chicles 24 horas. Por 1 peseta podías comprar uno de ellos. El sabor no era comparable al resto de las marcas, duraba muy poco y era muy duro, pero el poder comprarlo en una máquina bajando una palanca tenía su gracia, al igual que el ir deshaciendo la capa de azúcar de la que estaban fabricados hasta llegar al chicle. Era muy habitual enseñar la lengua y ver que se podía teñir totalmente de color azul, naranja, rojo, verde y todos los imaginables. Las bolas se podían ver a través de una pantalla transparente. Podías apostar con amigos y hermanos el color de la bola que saldría y así ganarla para tí. 

 

   ARTICULOS RELACIONADOS:

   NUESTROS PRIMEROS CHICLES (PARTE 1): AÑOS 60/70.

   NUESTROS PRIMEROS CHICLES (PARTE 3): AÑOS 80.

 

  

   CHICLES CHEIW Y NIÑA. 

 

   Sin duda ninguna, los chicles fueron durante muchos años la estrella de las golosinas (203.000.000 de chicles consumidos en España en 2010). Como la mayoría de las novedades nos llegaban desde E.E.U.U. Todo lo que se importaba desde este pais, desde productos hasta moda, cine o música tenía el éxito asegurado. En España comenzó a introducirse en los años 60 y alcanzó un total éxito en los 70. Las distintas marcas competían en cuanto a sabor, textura, duración del chicle y "regalos" que podían traer consigo.

   Era un artículo tan preciado que para que "durase" más tiempo no teníamos ningún problema en dejarlos de un dia para otro pegados en cualquier superficie siempre y cuando no lo detectasen por personas mayores principalmente so pena de quedarte sin él (pupitre, mesilla de noche, etc). Prohibido terminantemente masticarlos en clase, te arriesgabas a recibir una colleja, un castigo o la temida nota para tus padres. Lo que nos daba más placer, sin duda, era competir por quien fabricaba el chicle más grande, algo que no estaba exento de técnica, aunque por mucha técnica que tuvieras si no tenías dinero para comprar varios chicles y meterlos juntos en la boca siempre acababas perdiendo con otros "niños más ricos" que tú. El hacer globos grandes tenía su peligro, cuando explotaban se quedaban pegados a tu cara. El mejor remedio para despegarlos no era otro que sacar el chicle de tu boca y pegarlo a los restos explotados. Lo peor era si el globo se convertía en espectacular y explotaba pegándose al pelo porque en este caso no existía ningún remedio mágico (tijeras al canto).

   Fue una empresa española, Damel (Dama de Elche, S. A) cuyo origen era una pastelería alicantina, la que en muy poco tiempo (se fundó en 1964) consiguió dominar el mercado de esta golosina. Los chicles Cheiw fueron la estrella. Se vendieron millones y millones. Inicialmente solamente fabricaron 2 sabores, muy clásicos: menta y fresa. Costaban 1 peseta la unidad. También podían comprarse en paquetes de 5 unidades por 5 pesetas. Posteriormente esta empresa diversificó los sabores consiguiendo con esta acción seguir dominando en el reino de los chicles. Estos nuevos sabores que alcanzaron inmediatamente un éxito rotundo fueron el de fresa ácida (muy duro) y el de clorofila (blando). De hecho, las millonarias ventas de estos 2 nuevos sabores eclipsó totalmente a los de menta y fresa. Y como el  chicle de  1 peseta se quedaba muy pequeño, sacaron al mercado el Cheiw Junior (el de  los tacotes). Consistía en 2 chicles más grandes que se vendían en un mismo paquete y que costaban 5 pesetas. Los Cheiw venían "pelados", al contrario que los de otras marcas que traían regalos. Damel fue el fabricante de tesoros como Palotes, Pectol y caramelos Snipe. En una última fase ampliaron el catálogo de sabores sin éxito como el de canela.

   ¿Os acordáis del anuncio de tv de Cheiw Junior?. Seguro. El estribillo decía así : " Eso me mola chaval, me va cantidad, se lo saben hacer los muchachos de Cheiw Junior. Cheiw Junior, Cheiw Junior, Cheiw Junior, Cheiw, tacotes de Cheiw". La letra y la música era de Juan Pardo. ¿Y del famoso chiste de Cheiw?: " Un niño va a un Kiosco y dice: " ¿Me da cinco chicles? Cheiw?. No, cinco. 

   Y compitiendo directamente con el Cheiw, quizás el chicle Niña fue el que más de acercó a su nivel de ventas, aunque tal vez lastrado porque iba dirigido exclusivamente al público femenino (ningún niño se atrevía a comerlo en público bajo pena de grave burla por parte de tus amigos). En privado era otra cosa porque este chicle tenía un sabor a fresa muy intenso y además al ser muy blando se podían hacer globos espectaculares. Este chicle sí que venía con regalo. Los añorados cromos de "Trajes mundiales", "Moda 75", "Trajes típicos del mundo", "Historia del vestido" , "Cromos horóscopo" y "La moda desde Eva" que se podían coleccionar y pegar en un álbum.

   La lista la completaban Bazoka, Dunkin, Bazooka, Dubble Bubble, Adams y los chicles de bola, que trataremos en otro artículo.

   OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS:

   NUESTROS PRIMEROS CHICLES (PARTE 2): AÑOS 60/70.

   NUESTROS PRIMEROS CHICLES (PARTE 3): AÑOS 80.

Página 5 de 12