Compartes?


Jueves, 18 Febrero 2016 20:30

NI EN VIVO NI EN DIRECTO (1983-84)

 

  YO SOY EMILIO ARAGÓN ... Y USTED NO LO ES.

 

   Después de su paso por el entrañable programa "Los payasos de la tele" en los que debutó con tan sólo 18 años Emilio Aragón crea, protagoniza, dirige y produce para Tve (que remedio) con 24 años "Ni en vivo ni en directo", un programa de humor con una duración de 25- 30 minutos (se emitía los domingos entre las 19:00 y las 19:30) en el que se sucedían una serie de sketches independientes.

Este programa fue un auténtico renovador del humor en la Televisión Española. Era un humor diferente: fresco, aparentemente, aunque sólo aparentemente blanco ( ver sketch Pepe Cuco candidato a alcalde que después de 33 años sigue tan vigente), libre, nuevo, ocurrente, hecho por gente joven para un público joven con el que conectaba fácilmente. El programa tambien tenía secciones fijas.

  Recordaréis seguro el  noticiero  "Reducción abierta" que era una versión libre del avance informativo de 5 minutos "Redacción abierta" que presentaba Joaquín Arozamena en la que de modo breve pero desternillante Emilio iba comentando diversas noticias.

   Otra era el de la famosa e interminable línea blanca que el protagonista tenía que seguir programa tras programa para averiguar que era lo que se encontraba al final. Aunque el final no se emitió, Emilio Aragón dijo años más tarde que la idea era que al final de la misma hubiese una puerta que al abrirla el caminante cayese  por un precipicio donde habría en el fondo otros como él que habían seguido la línea blanca.

   Otra sección era la del dictador sudamericano que con sus gafas oscuras, bigote y uniforme  militar se dirigía desde el balcón hacia la multitud iniciando  el discurso en plan reformador con el famoso "Menos samba  e mais traballar". A medida que iba recitándolo el ritmo de esta música se apoderaba de él hasta que se ponía a bailar.

   También fue muy recordado el sketch en el que una pareja iba al encuentro desde cada esquina de la pantalla en unos espacios abiertos (playas, valles, etc) con el fin de juntarse y abrazarse en el medio de la escena. Aunque fuera  increible siempre surgía algún percance que evitaba su encuentro.

  " Ni en vivo ni en directo" estuvo nominado a los premios Emmy. Ha dejado un recuerdo imborrable para aquellos que pudimos disfrutarlo durante casi 2 años. Emilio Aragón demostró después con su carrera la calidad que atesoraba.

   Como curiosidad podéis pinchar este enlace y acceder a la programación de tve de 1.983.

Publicado en AQUELLOS PROGRAMAS TV